Upravit stránku

Caballos

Breslavia - la capital cultural en 2016 y la ciudad europea de los caballos en 2019.

La pista de carreras pertenece a Breslavia (de 630 000 habitantes). Su arquitecto fue R. Jurgens de Hamburgo, la inauguración se celebró en 1907 con ocasión del 75o aniversario del establecimiento de la Asociación de Silesia de de criadores de caballos y del deporte ecuestre. El hipódromo ha reemplazado la pista en Szczytniki (donde está ahora el Centro Centenario) establecida en 1833.

LA HISTORIA DE LA PISTA DE CARRERAS DE BRESLAVIA 

El apogeo conoció el hipódromo en los años de 1954-56, por ejemplo en 1955, se celebraron ahí 28 hípicas y 226 carreras de caballos en total. Por desgracia, los tiempos de prosperidad fueron fugaz y, en los años de 1961-62, no se celebró ninguna carrera ahí. La muchedumbre no volvió hasta 1969, cuando la ciudad organizó una reunión de los representantes de los países del bloque comunista. Participaron en el acontecimiento los mejores caballos de pura sangre de Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, la RDA y la URSS.

Durante el período en que la ciudad fue conocida como Breslau, visitaban las carreras hasta 40 000 de visitantes. A principios del siglo XX, las carreras de caballos eran una de las actividades de ocio más popular. Y sigue siendo popular hasta hoy: a pesar de la oferta amplia de deportes distintos, eventos culturales y la revolución multimedia, el hipódromo de Breslavia suele visitar hasta 13 000 de espectadores. Por ejemplo, en 2014, este número de la gente llegó a Oaks. ¿Qué es lo que atrae a la gente a nuestro hipódromo? Los caballos funcionan como un imán. Su competición ofrece un espectáculo magnífico. Al haber apostado en un caballo, el espectador se siente como si fuera su dueño. El caballo está corriendo por él. La alegría del triunfo es la alegría de la vida. A quién no le ha pasado, perdió mucha diversión. La temporada de carreras está compuesta por tantas carreras que cada uno puede ganar.

LA ESCUELA PROFESIONAL ECUESTRE

Mientras no podamos dedicarse al entrenamiento profesional de menores, es imposible alcanzar los resultados mejores en el deporte ecuestre. Pues, lo mismo se confirma en el fútbol. Por eso hemos fundado la escuela profesional ecuestre. El objetivo de este proyecto son los alumnos de primaria. Para este propósito, compramos las razas pequeñas y creamos capacidades para la equitación recreativa y para el club deportivo a la vez. Somo la única escuela de Polonia que enseña a montar el caballo. En nuestra escuela hay más de 40 caballos. Nuestro plan es de 100 caballos. Nuestros educadores son graduados del programa especial de Dr. Krzysztof Skorupski, el entrenador, el práctico, el científico y el autor del único libro «Psicología del entrenamiento de los caballos».

Los caballos nos dan alegría. Estamos abiertos a todos los logros de la ciencia moderna dedicada tanto al comportamiento de los caballos y su percepción del mundo, como a la ideología de las escuelas tradicionales (no sólo europeas). Celebramos talleres para los jinetes-maestros en las cuales actúan los entrenadores describiendo tendencias distintas. Para nuestras instituciones, sólo queremos los mejores ganadores de premios internacionales reconocidos por todo el mundo. Desde 2017, el hipódromo de Breslavia organiza el campeonato mundial de la equitación sin bocado (en el periodo de 2014-2016 se celebró aquí los mismos campeonatos nacionales). Es nuestra contribución sobre la humanización de la equitación. Los arqueros en lomos de los caballos llegan de todo el mundo a la Copa Eurasiática. Apoyamos todas las formas del uso de caballos, porque montar el caballo es tanto el deporte, como la diversión.

Nuestra pista es mayor a 100 años. Originalmente, fue construida lejos de la ciudad. Hoy, se ve rodeada por la ciudad. Queremos que nuestro hipódromo estuviera abierto a la gente, lo que es la razón de nuestra solicitud al Fondo Europeo para poder modernizar el hipódromo. El proyecto está listo. El barrio de Nové Partynice permitirá una convivencia tranquila y sin problemas de la gente y los caballos. Las partes del recinto reconstruido serán un sistema de túneles debajo de la pista, un espacio grande para los espectadores dentro de la pista, un centro de la sensibilización ecuestre, oficinas y un centro de conferencias, un gimnasio, un hotel, la tercera sala hípica para los caballos, establos nuevos, aparcamientos, parques infantiles, un restaurante y una torre de observación. Podemos añadir las superficies de competiciones y de entrenamiento para todas las disciplinas ecuestres. Queremos convertir el hipódromo en un sitio popular al igual que la plaza de Breslavia y el jardín zoológico.